1 de febrero de 2017

El sentido común también pueden ejercerlo políticos conservadores

El sentido común, esa racionalidad prudente, modesta, que intenta atenerse a las humildes "verdades de hecho" (Hume) y que huye de maximalismos y utopías contrafácticas, está pobremente representado en el panorama político ibérico pero en sus escasas apariciones atraviesa, muy a pesar de uno, la tradicional oposición entre conservadores y progresistas. Así, a cuenta del "conflicto catalán", el otro día Miguel Herrero de Miñón hacía patente la demagogia e irreflexión que dominan la mayor parte de los discursos de secesionistas y españolistas ilustrando la magnitud del dominio que el pensamiento hiperbólico ejerce por estos pagos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada